El millonario fraude tributario del grupo Errzuriz segn el SII

El Servicio de Impuestos Internos se querell contra seis empresas vinculadas a la familia del ex senador y ex candidato presidencial, debido a diferentes delitos tributarios. Las acusa de crear empresas fantasmas, usar facturas falsas y simular transacciones con su produccin de yodo. El perjuicio fiscal ascendera a unos US$ 81 millones.

por Fernando Vega

 

Las investigaciones comenzaron en 2012. Primero como un anlisis de los que el Servicio de Impuestos Internos (SII) realiza de forma rutinaria y peridica a los grandes contribuyentes. Y despus, como una investigacin reservada a cargo de un equipo especializado. A poco andar, a los fiscalizadores no les cuadraron las solicitudes de devolucin de tributos por parte de algunas empresas de la familia del ex candidato presidencial y ex senador, Francisco Javier Errzuriz.

En tan slo unos meses, los peritos de la entidad se convencieron de que algo andaba muy mal en las solicitudes de devolucin de IVA exportador y uso de prdidas tributarias por parte de ese conglomerado. Tenan la presuncin de que estaban enfrentando un fraude fiscal de proporciones: $ 48.000 millones, unos US$ 81 millones.

En febrero de 2013, algunos ejecutivos del grupo Errzuriz fueron citados a declarar al SII. Uno a uno fueron entregando sus testimonios en relacin con las incongruentes cifras de ventas y compras de yodo realizadas por las empresas del holding. En el SII no entendan por qu algunas unidades del grupo, cuyos giros eran la venta de vehculos (Cidef), construccin (Inaco) y pesca (Frater), figuraban tan activas en la intermediacin de esta materia prima, producida por otra firma del holding, llamada Cala Cala. Al SII tampoco le haca sentido que el commodity que sala de la pampa nortina a un precio de US$ 20 el kilo llegara a puerto a US$ 52 por kilo, sin que entremedio el producto haya sufrido transformacin alguna o se hubieran producido hechos que cambiaran tan radicalmente su cotizacin. En cosa de das, el qumico suba 160%.

El objetivo de esta inflacin era aprovechar las ventajas tributarias, asegur el SII en la querella presentada ante el 7 Juzgado de Garanta el 7 de noviembre pasado en contra del grupo Errzuriz. A juicio del organismo, el conglomerado mont una sofisticada estructura de ingeniera tributaria y financiera de transacciones entre empresas relacionadas con la nica intencin de defraudar, sirvindose de prdidas tributarias acumuladas y devoluciones de IVA exportador. La investigacin abarca el perodo comprendido entre los meses de enero de 2011 y mayo de 2012.

Ningn portavoz de la empresa estuvo disponible para hablar con La Tercera al respecto, pero, fuentes cercanas dijeron que el conglomerado siempre ha hecho frente al pago de todos sus impuestos y obligaciones. Hasta el cierre de esta edicin, el equipo jurdico defensor de Errzuriz para este caso no terminaba de ser configurado.

De acuerdo con la normativa vigente, los responsables de estos delitos arriesgan penas de hasta 15 aos de crcel y multas que podran llegar hasta el 400% del monto defraudado.

Todo, en medio de un escenario poltico econmico marcado por la decisin del gobierno de incrementar la fiscalizacin a los contribuyentes para reducir la elusin y evasin de impuestos. De hecho, la recientemente aprobada reforma tributaria limit el uso de las prdidas tributarias.

OPERACIONES SIMULADAS

Actualmente, el grupo de empresas Errzuriz es comandado por Francisco Javier Errzuriz Ovalle, ingeniero comercial de 41 aos, quien trabaja hace 18 aos dentro del grupo y que se hizo conocido en 1998, cuando -junto a su padre- se vio envuelto en una pelea con un abogado de Endesa en un campo de la VI Regin. En 2012, volvi a la escena pblica cuando el grupo -en sociedad con la coreana Samsung- particip en la fallida licitacin del litio y despus se querell contra SQM, acusando a esa firma de ocultar la existencia de litigios con el Estado para ganar el concurso.

En abril de 2012, el Instituto Mdico Legal determin que Francisco Javier Errzuriz Talavera no estaba en condiciones de salud para enfrentar ms juicios. Tras un acuerdo familiar, el siempre meditico Fra-Fra Errzuriz dej atrs una vida empresarial y poltica llena de polmicas y conflictos. Se retir a su casa en San Damin, en Las Condes, donde vive asistido por un equipo de enfermeros. En febrero de ese mismo ao, su hijo del mismo nombre asumi el mando de los negocios y el grupo se sumi en el hermetismo. Mientras, en paralelo, el SII investigaba.

En la primera semana de noviembre la autoridad tributaria present la querella contra los representantes legales de Atacama Chemical, Cidef Comercial, Inmobiliaria y Constructora Nacional, Frater and Holding, Holding and Trading y Sociedad Contractual Minera Compaa de Salitre y Yodo Cala Cala. Se trata de Francisco Javier Errzuriz Ovalle, Antonio Seplveda, Eduardo Viada, Eliecer Fuentes, Carlos Contreras, Emilio Sarantini, Guillermo Rodrguez, Gonzalo Landaeta y Hernn Mora. Una semana despus, la fiscal de la zona Centro Norte, Ximena Chong (ver recuadro), allan las oficinas del grupo, llevndose importante documentacin.

Segn la indagatoria de la entidad tributaria contenida en uno de los informes que sustent el libelo, la sociedad Atacama Chemical inform haber efectuado exportaciones de yodo que le compr a Cidef Comercial, la que a su vez lo habra adquirido de otras sociedades del grupo como Holding and Trading, Inaco y Frater. La materia prima provena de minera Cala Cala. Y todas esas firmas tenan la particularidad de registrar prdidas tributarias y, por ende, un abultado crdito fiscal: es decir, podan generar devoluciones de impuestos o ser utilizadas para rebajar el pago de stos.

El problema que encontr el SII fue que gracias a esas caractersticas, el grupo Errzuriz pudo ir rebajando la carga impositiva de sus empresas, en especial de Cala Cala y Atacama. Cmo? Se elevaba artificialmente el precio del yodo y as Atacama acreditaba un alto costo de venta y obtena devoluciones de IVA exportador, absorbiendo las intermediarias los impuestos correspondientes a la operacin por el traspaso del material que, en definitiva, result ser slo contable, sin ningn sentido comercial, indica la querella.

PARTE DE LA CULTURA

La funcin de las empresas intermediarias Cidef Comercial, Holding and Trading, Inmobiliaria y Constructora Nacional, y Frater Holding es solamente trader, es decir, comprar y vender, son intermediarias que se usan en la medida que tengan prdidas tributarias, parte de la cultura organizacional de este grupo que fue diseada por el dueo de la empresa, Francisco Javier Errzuriz Talavera, Alvaro Puelma y otros, en el sentido que cada negocio debiera aprovechar las prdidas tributarias del grupo de manera que stas sustentaran las eventuales utilidades de otra…, dijo Eduardo Viada, representante legal de Atacama Chemical, Cidef Comercial y Holding and Trading, a los fiscalizadores, el 28 de febrero de 2013, para explicar las operaciones cuestionadas. Segn fuentes ligadas al proceso, esa fue una de las declaraciones que ayud a sustentar el caso. Pero no la nica. Los inspectores del SII reunieron antecedentes mediante nuevos interrogatorios.

Carlos Contreras Quispe, representante legal de Cala Cala, dijo que no tengo una explicacin razonable que dar, desconozco por qu se utilizan los intermediarios, siendo que el producto final es el mismo. No s qu harn Cidef o Frater con el producto. Las facturas de Cidef, Frater y Holding no son emitidas por nosotros, vienen de Santiago de decisiones del grupo Errzuriz y nosotros no interferimos en esta situacin.

En sus declaraciones, los ejecutivos tambin confirmaron un elemento que la querella del SII destaca en varias oportunidades: todas las empresas investigadas tenan el mismo contador y el mismo equipo de abogados. Adems, sus domicilios son similares: Amuntegui 178, un edificio en el corazn de Santiago donde Errzuriz Talavera tuvo siempre su oficina.

Segn la querella del SII, apenas las firmas cuestionadas supieron de la fiscalizacin, el yodo dej de pasar por tantas intermediarias.

EMPRESAS FANTASMAS

En su indagatoria, el SII descubri que siempre el yodo terminaba en manos de Atacama Chemical, una exportadora que entre 2012 y 2013 no registraba trabajadores con remuneraciones, sino que slo un empleado a honorarios. La abogado Pamela Clunes, quien figuraba como representante legal de esa firma, aclar a los funcionarios del SII que ella trabaj para el holding de empresas Errzuriz, entre las que estaba Atacama Chemical, segn puede leerse en la querella.

Atacama Chemical es acusada por el SII de tener un rol estelar en la trama, con fines puramente evasivos de impuestos. La firma inici actividades en diciembre de 2002 y mientras en el ao tributario 2011 peda $ 11.517 millones en devolucin de impuestos, al ao siguiente slo solicit la mitad. Pese al nivel de exportaciones de los aos previos, en junio de 2012 dej de registrar envos al exterior. Segn la querella, eso obedeci a que una vez detectado el plan evasivo, el grupo Errzuriz decidi cambiar la empresa que canalizaba la exportacin, evadiendo la accin fiscalizadora del SII.

Para mantener su esquema, el grupo empez a operar con otra de sus firmas: Coyasach Nitratos. Por razones de un IVA retenido se cambi la sociedad exportadora y se comenz a operar por la empresa Coyasach Nitratos, dijo a los fiscalizadores el encargado de exportaciones de Atacama Chemical, John Porter. Esta versin fue ratificada en octubre de 2013 por Emilio Saraniti, representante legal de Holding and Trading y Cidef: La empresa Atacama Chemical dej de exportar, porque el SII le retuvo la solicitud de devolucin de IVA exportador en diciembre de 2012, seal. Con sus declaraciones, los ejecutivos reforzaban la nocin de que el grupo estaba buscando los agujeros del sistema fiscal para beneficiarse de estas grietas y as rebajar sus pagos u obtener dinero fresco.

Pero eso no fue todo. De las mismas pginas contables de esta sociedad salt otra sorpresa: Coyasach Nitratos Europa, una firma sin pasado y con un nombre sospechosamente similar a otra firma del grupo Errzuriz, Coyasach Nitratos. Esta empresa aparece comprando yodo a precios bajsimos.

Entre enero de 2011 y mayo de 2012, el grupo Errzuriz le vendi yodo a esa firma extranjera. Pero nunca se hallaron los comprobantes de pago o de ingreso de divisas. Todo lo anterior demuestra que las facturas de exportacin son falsas, ya que contienen operaciones ficticias, indica la querella en su pgina 28.

A medida que la indagacin avanzaba, Porter reconoci que Coyasach Nitratos Europa es un consignatario, esa sociedad no existe en Europa, no tiene calidad legal, es un nombre de fantasa, relat. Y aadi que cuando l comenz a trabajar para el grupo Errzuriz, en 2006, hubo un problema con un cargamento destinado originalmente a Estados Unidos. Debido al riesgo de no pago, el yodo fue desviado desde Panam, donde se encontraba en trnsito hacia Europa, a una sociedad recin creada por el mismo grupo, Coyasach Nitratos Europa. El yodo lleg a Amberes, en Blgica, y estuvo en bodega hasta que la qumica holandesa Norkem Limited lo compr 60 das despus.

Por lo mismo, Porter asegur que probablemente las facturas a Coyasach Nitratos Europa fueron mal emitidas.

De acuerdo con la indagatoria, slo Atacama Chemical produjo un perjuicio fiscal de $ 32.701 millones.

GUAS Y FACTURAS INEXISTENTES

Segn relata la querella, los fiscalizadores, adems, se encontraron con que faltaban varios documentos como guas de despacho o facturas que acreditaran el movimiento del yodo en las transacciones cuestionadas. Hay operaciones de Cala Cala vendindole a Holding and Trading que carecen de documentos que respalden las transacciones. Tampoco hay como justificar -contablemente- que el yodo aparecera despus en las cuentas de Cidef.

Algo parecido sucede con una operacin realizada en diciembre de 2011, en la que Cala Cala le vende a Frater Holding nada menos que 35 mil kilos de yodo. No hay guas de despacho que respalden ese negocio en circunstancias que mover esas 35 toneladas no podra haberse hecho de un slo viaje, lo cual resulta imposible materialmente, dice el libelo. Y as, hay cientos de incongruencias.

La situacin sigui manifestndose cuando los fiscalizadores revisaron los documentos aduaneros de exportacin. No coinciden fechas ni montos. Incluso, figuran vendidas cargas de yodo que no estaban disponibles. Al parecer, a pesar de su sofisticacin, la ingeniera tributaria no era tan perfecta.

 

fuente: latercera.com